Historia del Nombre de México

Si desean conocer un poco sobre La historia del nombre de México, sean bienvenidos a El Ombligo de la Luna.

En El Ombligo de la Luna nos hemos dedicado a difundir diversos aspectos de la historia mexicana, como los mitos y las leyendas, curiosidades de nuestro territorio, la amplia y bella geografía nacional y la idiosincrasia de nuestra gente. También buscamos mostrar y divulgar la olvidada cotidianidad de este lugar que habitamos y del que nos enorgullecemos de llevar la nacionalidad.

En septiembre, el llamado mes patrio, diversos medios de comunicación recurren a los temas históricos, homenajes a nuestros héroes de la Independencia, al lábaro patrio, a nuestros valores mexicanos, símbolos nacionales y un sinfín de características que nos dan identidad. Quienes han frecuentado nuestros diferentes espacios saben que en El Ombligo de la Luna profundizamos en esta materia, y por supuesto que bajo este tenor, no seremos la excepción, así que para esta semana hemos decidido investigar acerca del nombre de nuestro país y cómo fue cambiando en cada época.

Si desean conocer un poco sobre La Historia del Nombre de México, sean bienvenidos de nueva cuenta a

- El Ombligo de la Luna -

Época prehispánica

- México -

El nombre México tiene su origen en la época precolombina. Es necesario aclarar que en aquel periodo no se identificaba a México como un país, ya que entonces era habitado por diferentes tribus autónomas, a excepción de las dominadas por aquellas con mayores atributos para el arte de la guerra. Es por eso que cada región y cultura distaban entre sí; en el caso de los mexicas, llamaron a su territorio, en el valle de Anáhuac, México-Tenochtitlan, siendo el principio de lo que posteriormente nos identificaría como pueblo.

Según algunos autores, la palabra “México” deriva del nombre de un personaje trascendental en la historia de los aztecas, conocido como Mexi, quien fue el líder de los entonces llamados aztlantecas con quien iniciaron la peregrinación que duraría más de 300 años hasta encontrar la señal de su Dios. Señal que les indicaría el lugar donde debían establecerse.

Significado del nombre México

- El Ombligo de la Luna -

Afirmar que existe una sola teoría de la procedencia del nombre México, nos llevaría a diversas conjeturas, sin embargo, una de las más aceptadas por los historiadores es la que hace referencia a las palabras luna y ombligo. Su etimología procede de la combinación de estos términos:

Meztli, que significa luna

Xictli, que significa ombligo

Co, que hace referencia a lugar.

Con estos elementos, muchos investigadores han traducido el nombre de nuestro país como el ombligo de la luna, lugar en el ombligo de la luna, lugar en el centro de la luna, en el centro del lago de la luna y hay quienes incluso señalan que el significado es lugar en el centro del mundo.

Época colonial

- La Nueva España -

Tras la llegada de Hernán Cortés y sus huestes, los pobladores de la mayoría de las tribus del territorio quedaron sometidos; los ibéricos reclamaron lo que ahora decían suyo, por lo que saquearon las riquezas de los diferentes pueblos llevándolas al Viejo continente. Acerca del nombre del nuevo territorio conquistado, los españoles no dieron prioridad en un principio, de hecho pasaron más de 10 años para que se le asignara el título de La Nueva España. Y aunque Hernán Cortés ya había utilizado ese mote desde su llegada a este continente, fue hasta 1535 cuando oficialmente se instauró el Virreinato de La Nueva España por decreto oficial del 1º de enero, mismo que entró en vigor el 8 de marzo del mismo año.

Época de la Independencia

La inconformidad con el nuevo gobierno español generó una serie de revueltas y movimientos encaminadas a finalizar con el dominio peninsular. El mestizaje contribuyó a germinar una identidad nacional, así fue como un grupo de ideólogos, militares y librepensadores emprendieron la empresa de tomar acciones para lograr la emancipación de la nación, un ejemplo de valentía fue José María Morelos y Pavón, quien además de sus habilidades en la milicia, fue artífice del entrañable e inteligente documento conocido como Sentimientos de la Nación, donde hace exige la independencia de América.

Para 1813, el Congreso de Chilpancingo (primera asamblea libre mexicana), convocado por el mismo Pavón, propuso que el nombre del país fuera Anáhuac, como se le conocía a la antigua región mexica. Es importante destacar que de este congreso dio origen la primera la Constitución de Apatzingán, la primera en la historia de México

Consumación de la Independencia

- Imperio Mexicano -

Consumada la Independencia. En un hecho significativo, Vicente Guerrero (defensor de la Independencia) y Agustín de Iturbide (jefe del ejército del Virreinato de la Nueva España) se dieron el famoso Abrazo de Acatempan y con él se estableció una monarquía. El nuevo territorio independiente fue conocido como Imperio Mexicano. A este imperio se le sumaron las también independizadas repúblicas centroamericanas.

México Independiente, Constitución de 1824

- Nación Mexicana -

La entrada triunfal del Ejército Trigarante en 1821 no quedaría más que un recuerdo para Iturbide. Al ser desconocido como emperador, se urgió a establecer un nuevo gabinete de gobierno. Fue entonces que se formalizó la primera Constitución de nuestro país. En este documento se legalizó el nombre de Estados Unidos Mexicanos o Nación Mexicana.

Constitución de 1857

- República Mexicana -

Tuvieron que pasar cerca de 30 años para que el nombre de la nación sufriera otro cambio. El aire de lucha no cesó durante este periodo, ya que las disputas entre liberales y conservadores se mantuvieron. Para marzo de 1854, con la firma del Plan de Ayutla se comenzó a utilizar el nombre de República Mexicana; sin embargo fue oficial hasta 1857.

Tiempos de Maximiliano

- 2º Imperio Mexicano -

Para el año de 1863 se suscitó la segunda Intervención Francesa de la cual dio origen una nueva monarquía. El peso de una nueva corona tuvo como representante a Maximiliano de Habsburgo, acompañado de Carlota. En este periodo se nos volvió a conocer como Imperio Mexicano, lo que fue un retroceso para la vida independiente. Es importante resaltar que esta monarquía fue efímera ya que terminó con el fusilamiento de Maximiliano en 1867.

Constitución de 1917

- Estados Unidos Mexicanos -

Bajo las órdenes y protección de Porfirio Díaz el país se mantuvo en cierta calma durante varios años, mas no cedieron del todo las revueltas por parte de diversos sectores inconformes.

En 1910 inicia la guerra civil conocida como Revolución Mexicana, que buscaba desacreditar el gobierno de Díaz e imponer uno nuevo. Después de diferentes interinatos, en 1917 Venustiano Carranza se impone en el poder y dicta la Constitución de 1917, donde se nombra, oficialmente, Estados Unidos Mexicanos a nuestro país. Nombre que perdura hasta la actualidad.

SABÍAS QUE?...

Durante el Imperio Mexicano, con Iturbide al frente del gobierno, el país alcanzó su mayor extensión territorial. Los más de cinco millones de kilómetros cuadrados abarcaban de norte a sur desde Oregon hasta Panamá.

La Primera Vez en México.

Como ya lo mencionamos, después de desconocer la monarquía de Iturbide y tras dictarse la Constitución de 1824, la primera en el país, se le llamó a nuestra nación, oficialmente, Nación Mexicana, aunque indistintamente se le conocía como Estados Unidos Mexicanos.

Pata de Xoloescuintle

Después de transitar la historia de nuestro país y comprender las situaciones que originaron los múltiples nombres que ha tenido nuestra nación, hagamos un viaje hacia El ombligo de la Luna recorriendo el museo del Templo Mayor.

Este hermoso recinto fue inaugurado un 12 de octubre de 1978.

Un poco de historia

El Templo Mayor era el edificio más grande y más importante a la llegada de los españoles. Su base piramidal estaba compuesta por cuatro cuerpos en declive, con un pasillo entre cada uno, construidos sobre una gran plataforma que medía aproximadamente 80 x 100 metros. Tenía dos escalinatas de acceso a la parte superior; donde estaban los adoratorios o capillas de Tláloc, dios del agua y de Huitzilopochtli, dios de la guerra.

Su construcción se realizó en siete etapas y con el paso del tiempo el templo alcanzó una altura aproximada de 60 metros. En el recinto del Templo Mayor se reunían los aspectos más importantes de la vida política, religiosa y económica de los mexicas, esferas inseparables de su mitología, aquí tenían lugar desde las fiestas que el tonalpohualli (calendario azteca ritual) marcaba hasta la veneración de tlatoanis y funerales de viejos gobernantes.

El Templo Mayor era un cuadrado de 500 metros por lado con un área de 250.000 m². Estaba ubicado en el centro de Tenochtitlan, dando la espalda al Este, casi como un vaticinio del origen de su caída. En él confluían las tres calzadas principales hacia los restantes puntos cardinales: la de Ixtapalapa, que iba al Sur y tenía una ramificación que dirigía a Coyoacán; la de Tacuba, que iba al Oeste y la de Tepeyac, que dirigía al Norte; también comunicaba con la ciudad de Tlatelolco que posteriormente fue absorbida por Tenochtitlan.

Un poco de presente

En 1914 se dieron los primeros hallazgos de las ruinas del templo. En la actualidad el recinto abarca desde el Zócalo y el Palacio Nacional al Sur, hasta la calle González Obregón al Norte y desde la calle República de Brasil y Monte de Piedad al Oeste, hasta la calle Del Carmen al Este.

El museo del Templo Mayor cuenta con un acervo arqueológico que consta de miles de objetos de inigualable manufactura, muchos de los cuales provienen de las más de 120 ofrendas localizadas en los alrededores del lugar, así como esculturas, relieves y otros elementos también encontrados en esta zona arqueológica. Cuenta con ocho salas en las que podrás apreciar aspectos de la vida de los antiguos pobladores, como rituales, agricultura, flora y fauna y muchas más actividades.

Te recomendamos que vayas a este mitológico recinto. Podrás conocer el entramado arquitectónico de la zona y envolverte en la cosmogonía que impera en este sitio.

Llegar al Centro Histórico representa un viaje a la región más transparente del aire, al Ombligo de la Luna.

Horarios

Horarios:

De martes a domingo de 09:00 hrs. a 17:00hrs.

Admisión: $38.00 por persona.

Estudiantes, maestros y personas de la tercera edad con credencial no pagan. Domingos y días festivos entrada libre a visitantes nacionales y extranjeros residentes en México. Para efectos de acreditación presentar credencial del IFE o pasaporte.

Cómo llegar::

Seminario # 8, Col. Centro, Línea 2 del metro, estación Zócalo